¿Qué ratings existen?

En el sector inmobiliario está últimamente muy de actualidad el término "rating". Es empleado de forma muy correcta por distintas organizaciones y empresas para establecer un rango de clasificación sobre algún concepto.

Ejemplos:

A.- La asociación española de oficinas AEO tiene un rating de edificios de oficinas, ¿es el mismo que el rating inmobiliario de Veltis o que el rating de la Moody,s o Fisth?.
El rating de una oficina que desarrollan en la asociación española de oficinas no tiene relación con el rating inmobiliario que realiza Veltis o las agencias de rating crediticio (Moody,s, Ficht,etc). Lo que realizan es una muy correcta y fiable clasificación técnica de edificios que llaman Rating de edificios.

B.- Las sociedades de tasación anuncian que van a sacar un rating de una tasación, ¿es lo mismo que el rating inmobiliario de Veltis o que el rating de la Moody,s o Fisth?.
El rating de una tasación que anuncian las sociedades de tasación que van a sacar no tiene relación con el rating inmobiliario que realiza Veltis o las agencias de rating crediticio (Moody,s, Ficht,etc). Lo que realizan es una muy correcta y fiable clasificación vinculada a la posibilidad de perder valor de un activo inmobiliario en un plazo determinado.

Planteamos a continuación un esquema aclaratorio:

Rating de una tasación (según han indicado en los medios de comunicación):
- Es un complemento a una tasación y tiene una relación directa con ella.
- Tiene en cuenta riesgos hipotecarios.
- Determina la probabilidad de perder valor en los siguientes 3 o 6 años.
- Su calificación ABC, A=Situación macro, B=Mercado inmobiliario local, C = Características de la casa

Rating Inmobiliario (Veltis):
- No es un complemento de una tasación y no tiene nada que ver con ella.
- No tiene en cuenta riesgos hipotecarios.
- No determina la probabilidad de perder valor en los siguientes años.
- Su calificación no tiene nada que ver con la de una tasación

Rating crediticio (Moody,s, Fisth, etc):
- No es un complemento de una tasación y no tiene nada que ver con ella.
- No tiene en cuenta riesgos hipotecarios.
- No determina la probabilidad de perder valor en los siguientes años.
- Su calificación no tiene nada que ver con la de una tasación