El valor de un Rating
La utilización de rating aporta valor a los operadores del sector. Para muchos inversores, gestores de carteras de activos, políticos o entidades bancarias, el rating es un elemento crucial a la hora de tomar decisiones de inversión, desinversión, facilitar un préstamos o no, o de mejora de una ciudad o un barrio. El rating proporciona opiniones fiables comparables globalmente sobre el riesgo que se asume, aportando una importante transparencia al proceso.
 
> Acceso más amplio a los mercados de capitales
 
La generalización del uso del rating inmobiliario aportará mayor confianza a los mercados y contribuirá a una eficaz gestión del los activos. En los mercados internacionales de capitales, el rating es, en realidad, su tarjeta de presentación, capaz de proporcionarle acceso a mercados donde los inversores pueden no estar familiarizados con la casuística específica del sector inmobiliario de un país o una comunidad autónoma. 
 
> Credibilidad
 
La credibilidad que aportar un rating permite a los operadores contar con una información muy detallada y transparente aportando confianza a los mismos. También permiten un acceso a financiación con garantía inmobiliaria en mejores condiciones o acudir a los mercados de capitales aportando una  mayor confianza a los mismos.